lunes, 31 de enero de 2011

12 Recompensas por leer la Biblia

La Biblia es el Manual Maestro Para el Éxito.

Tu hábito más difícil de dar a luz será la lectura de la Palabra de Dios cada mañana durante tu vida. Sin embargo, es la Herramienta Milagrosa que produce los cambios que tu corazón anhela.

12 Recompensas Por Leer La Palabra De Dios

1. La Palabra de Dios Libera la Vida Misma Dentro de Ti.

“El Espíritu da vida; la carne no vale para nada.  Las palabras que les he hablado son Espíritu y son Vida.” Juan 6:63. La Vida es energía. La Palabra de Dios Crea una Energía Inexplicable. “…Dame vida conforme a tus juicios.” Salmos 119:156b.

2. La Palabra de Dios Resuelve Tus Problemas Mentales.

“Los que aman tu ley disfrutan de gran bienestar y nada los hace tropezar .” 
  Salmos 119:165.

3. La Palabra de Dios Lava tu Conciencia.

“Ustedes ya están limpios s por la palabra que les he comunicado.” 
  Juan 15:3.


4. La Palabra de Dios Purifica.

“¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.” 
   Salmos 119:9.


5. La Palabra de Dios te Corrige.

‘Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia.” 2 Timoteo 3:16.

6. La Palabra de Dios Resuelve Cada Batalla.

“Tus mandamientos me hacen mas sabio que mis enemigos porque me pertenecen para siempre.
   Salmos 119:98.

7. La Palabra de Dios Advierte de las Trampas.

“Los impíos me han tendido una trampa, pero no me aparto de tus preceptos.” Salmos 119:110
“En mi corazón atesoro tus dichos, para no pecar contra ti.” Salmos 119:11.

8. La Palabra de Dios Echa Fuera las Tinieblas Alrededor de Ti.

“La exposición de tus palabras nos da luz.” Salmos 119:130a.

9. La Palabra de Dios da a Luz Gozo Fuera de lo Común.

“Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa .” Juan 15:11.

10. La Palabra de Dios da a Luz el Temor de Dios.

Los ejemplos de los juicios nos animan para corregir y cambiar nuestra conducta.

11. La Palabra de Dios Crea un Odio Hacia el Mal.

“No seas sabio en tu propia opinión;  mas bien, Teme al  SEÑOR, y huye del mal.” Proverbios 3:7.

12. La Palabra de Dios es la Fuente de Sabiduría en tu Vida.

Porque el SEÑOR  da la sabiduría; conocimiento y ciencia brotan de sus labios.” 
  Proverbios 2:6.


Dios  lo bendiga y hasta pronto 


Juan Guillermo Ruiz 
http://creerenjesus.blogspot.com

viernes, 28 de enero de 2011

Derribando barreras


“Tu, Señor, mantienes mi lámpara  encendida;tú, Dios mío, ilumina mis tinieblas.Con tu apoyo me lanzaré contra un ejército;contigo, Dios mío, podré asaltar murallas.” 
Salmo 18: 28-29
Hay un plan divino para esta generación y nadie puede pararlo. No hay diablo ni hombre ni circunstancia que se pueda oponer a nuestro avance porque este es nuestro tiempo de hacer hazañas y brillar en Dios. Se alzarán barreras en medio de nuestro avance pero no se preocupe porque Jesús dijo: “en el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo”.
Pregúntese en este día ¿Qué barrera enfrenta como cristiano para hacer la voluntad de Dios? ¿Cuáles son las barreras y obstáculos que afronta para alcanzar mayores victorias? Porque Dios quiere llevarlo a un nivel donde antes nunca estuvo. Solamente no permanezca estático. Permanezca en fe, y la fe es acción. No viva la vida en un nivel mediocre porque en ese nivel el enemigo le sacará ventaja y lo llevará a retroceso. Entonces pregúntese ¿Qué ajustes debe hacer para derribar esa barrera? Es importante porque usted es el que debe decidir esforzarse y actuar.
Diga: voy a quebrar barreras de limitación, voy a cambiar mis pensamientos, actitudes y disciplina.
Siempre habrá que derribar barreras para ir de gloria en gloria y de fe en fe. 
Para ir de gloria en gloria debemos hacer cambios y ser esforzados. No debemos dejar que las cosas sucedan porque sí, tenemos que tomar el control y esforzarnos para tener_victoria.
Si lee el siguiente proverbio se dará cuenta que David sabía enfrentar desafíos y la clave era que Dios lo ilumine.
“El espíritu humano es la lampara del Señor, pues escudriña lo más recóndito del ser”.
Proverbios 20:27
Si su situación es oscura, tranquilo, Dios lo iluminará por dentro. El Espíritu Santo lo alumbrará en sus decisiones para que alcance victoria. Cuando su espíritu está iluminado por Dios usted puede derribar murallas en la vida. Él le dará ideas que le harán prosperar. Va a tener éxito porque si Dios lo ilumina -pase lo que pase a su alrededor- va a tener la victoria. Este es su día de gloria.
Dios Lo bendiga y hasta pronto 
Juan Guillermo Ruiz 

miércoles, 26 de enero de 2011

"NUEVOS COMIENZOS" puntos de partida

En la vida hay muchos puntos de partida. Nuestro nacimiento es el primero. ¿Recuerdas el día que inauguraste tu negocio o cuando te sentaste por primera vez frente a tu escritorio en el nuevo trabajo?, ¿recuerdas el día de tu matrimonio y el nacimiento de tu primer hijo? Todos esos momentos fueron puntos de partida, nuevos comienzos como empresario, trabajador, esposo o padre.

También hay unos inicios que nunca llegaron, oportunidades que desaprovechamos. Como el joven que había guardado los mandamientos pero no fue capaz de dejar todo para seguir a Jesús. Aprovechó el punto de partida para cumplir la Palabra y prosperó, sin embargo, no pudo ir más allá e iniciar nuevo comienzo porque exigía sacrificio. Muchos inicios exigen dejar algo. Cuando empezaste tu vida en Jesús sacrificaste todo lo anterior y te preparaste para recibir la salvación.

Juan 8:2-8 relata la historia de la mujer adúltera que sería apedreada por sus pecados. Esta historia es reveladora porque con ella, Jesús quiere enseñarnos a ver primero nuestros errores antes que los de otros. Según la ley, la mujer adúltera merecía ser apedreada y pienso, que también el hombre con quien cometió pecado. Las personas le preguntaron a Jesús qué debían hacer porque querían acorralarlo. Entonces, Él, sabiamente, les dijo: “Que tire la primera piedra el que no ha cometido pecado”. Así, nos da dos grandes lecciones, la primera es ver nuestro interior y nuestras faltas antes que las de otros. Y la segunda es tener misericordia para iniciar un nuevo punto de partida.

Por lo general vemos los errores de otros, antes de ver los nuestros. Antes de ver al prójimo, mírate en un espejo. Hay quienes se han convertido en expertos para ver porqué otros fallan y decir lo mal que están, pero no se dan cuenta de sus defectos.Quienes deseaban cumplir la ley y apedrear a la mujer adúltera, tal vez tenían razón en tirar la piedra, pero no tenían la solvencia moral o aprobación para hacerlo.

Esta costumbre de pedir lo que no damos o condenar lo que nosotros mismos hacemos, es el inicio de muchos problemas. En el matrimonio, por ejemplo, generalmente demandamos atenciones que no ofrecemos. Pedimos cariño, pero no lo damos. Como ciudadanos, criticamos a nuestros gobernantes o autoridades, pero no pagamos impuestos y nos cuesta colaboramos. A nuestros hijos les exigimos respeto y obediencia, pero no respetamos al policía de tránsito o a quienes nos dan instrucciones, como los servidores en la iglesia. ¿Qué ejemplo damos?

Tienes razón al pedirle a tus hijos que no digan palabras groseras, pero debes buscar aprobación y solvencia moral con tus actitudes de buen ejemplo. ¡Si las escuchan de tus labios, no puedes prohibirles que las diga, aunque no sean las mismas! Obtienes aprobación cuando cumples los valores que exiges. Solamente de esa forma puedes pedir algo o aconsejar a alguien. Perdemos aprobación cuando hacemos lo malo que criticamos o pretendemos prohibirlo. 

Jesús sí hubiera podido apedrear a la mujer porque no había pecado en Él, pero no lo hizo porque Su enseñanza no era de condenación sino de salvación. Así que le ofreció un nuevo punto de partida al decirle: “Vete y no peques más”. De esta forma, provocó que ella aprendiera a ver en su interior.

Es tiempo de ver hacia nuestro interior.No veas la paja en el ojo ajeno sino la viga que tienes en el tuyo. Ahora que has descubierto tus debilidades y errores, aprende a pedir perdón porque demandas algo que no haces. Ese es un buen punto de partida que marcará la diferencia en tu casa y con tu familia.

Pídele al Señor que te ayude a ver más hacia dentro y menos hacia fuera porque hay mucho que debemos revisar en nuestro interior para ver con amor y perdón a los demás. Dios puede darte la razón y también la aprobación que necesitas para actuar correctamente e iniciar de nuevo. Ábrele tu corazón para que tengas ese inicio que mereces.


Dios lo bendiga y hasta pronto 
Juan Guillermo Ruiz 
http://creerenjesus.blogspot.com

lunes, 24 de enero de 2011

Aprender a esperar con confianza parte 2

Posiblemente nuestra atención necesita reenfocarse en Cristo. Es fácil llegar a estar tan absorbidos por nuestros asuntos, que nos olvidamos del Señor, pero nada capta tanto nuestra atención como una situación difícil o inquietante. 

Si Dios no se apresura a darnos una respuesta o a solucionar el problema, entonces, en nuestra desesperación, comenzamos a hacer de Él nuestro enfoque principal. Sin embargo, hay una diferencia entre buscar al Señor, y buscar su intervención. Si nuestra única intención es que Él haga a nuestro favor lo que queremos, habremos errado el blanco. Esperar en el Señor significa estar enfocados en Él, no simplemente en el resultado que deseamos.

Cómo debemos esperar

El provecho de nuestro tiempo de espera dependerá mucho de nuestra actitud y disposición mental. Ponerse nervioso y caminar de un lado a otro no solo es inútil, sino que perturba emocionalmente. El Señor sabe qué es lo que hay que hacer.

Esperar con paciencia, tranquilidad y confianza. Esta clase de actitud es posible solo para quienes se han sometido a la autoridad de Dios. Si creemos y aceptamos que Él quiere lo mejor para nosotros, y que todo lo hace para nuestro bien, entonces podremos descansar en su derecho de elegir el método y el momento adecuados. Si verdaderamente confiamos en Él, no maniobraremos, no manipularemos, y no nos apresuraremos.

Descanse en la Palabra de Dios. La Biblia es nuestra ancla en los tiempos de espera. Una de las cosas más sabias que usted puede hacer es leer las Sagradas Escrituras todos los días, y pedirle al Señor que le dé pasajes que traigan tranquilidad a su vida. Cuando hojeo mis Biblias viejas, encuentro versículos marcados que me ayudaron en los momentos difíciles. No confíe simplemente en la oración cuando tenga dificultades o necesite dirección. Aférrese a una palabra específica de Dios, lo que le dará la perspectiva y la promesa de Él para usted. Entonces podrá decir con confianza: "Señor, esto es lo que me has prometido en tu Palabra. Tú nunca vas en contra de tus promesas, y por eso me aferro a esta verdad mientras espero en ti".

Esperar confiadamente, creyéndole a Dios. Después de habernos sometido al Señor y anclado en su Palabra, podemos esperar confiadamente en que su voluntad se hará presente. Él sabe exactamente qué hacer y cuándo lograrlo. El Señor tiene el poder de reacomodar cualquier detalle para llevar a cabo su plan. Lo único que tenemos que hacer es creerle, y esperar su intervención.

Impedimentos de la espera

Sabiendo que la voluntad del Señor se hace presente en quienes esperan pacientemente en Él, ¿por qué preferimos arreglar las cosas por nosotros mismos?
Porque tenemos un estilo de vida apresurado. Estar quietos y esperar la dirección de Dios parece contraproducente, y por eso nos apresuramos a actuar. Además, sentarse en silencio con el Señor toma demasiado tiempo. Preferimos pedirle orientación en el automóvil de camino al trabajo. Nuestras agendas están llenas, y la perspectiva de pasar un tiempo sin prisas y sin interrupciones para saber qué piensa Cristo, nos parece imposible. Pero es la única manera de escuchar su voz y de saber qué quiere.

Porque tenemos una perspectiva de corto plazo. Los restaurantes de comida rápida y los cajeros automáticos, son prueba de la mentalidad de nuestra sociedad de "tener las cosas ya". Si duda de esto, observe la impaciencia de las personas cuando están en la fila del supermercado o esperando el cambio de luz en un semáforo. Queremos todo rápido, pero no hay una vía rápida hacia la madurez espiritual, y aprender a esperar en el Señor es un elemento crucial para lograrlo. Nuestra exigencia de una gratificación inmediata nos ha cegado a los beneficios de la espera, que nos da una recompensa mayor. Al aprender a confiar en el Señor y descansar en su tiempo perfecto, nos beneficia a lo largo de nuestra existencia, y también en el cielo.

Porque buscamos la orientación de otros. ¿A quién acude usted cuando no sabe qué hacer? Si toma el teléfono y describe su situación a tres o cuatro amigos, es muy probable que reciba consejos diferentes de cada uno de ellos. Aunque el consejo de otras personas puede ser útil, siempre debe pasar por el filtro de la verdad de la Palabra de Dios. Convierta en un hábito buscar primero la dirección del Señor antes de cualquier otra. Al fin y al cabo, solamente Dios conoce los planes específicos que Él tiene para usted.

Porque dudamos de la ayuda de Dios. Cuando se acerca amenazadoramente la fecha tope para tomar una decisión, o cuando situaciones indeseables siguen sin cambiar, podemos comenzar a preguntarnos si el Señor intervendrá realmente. Nuestras circunstancias gritan: "¡Dios se olvidó de mí!" Pero, el hecho de no poder ver lo que está sucediendo, no significa que el Señor no está involucrado. "El Señor recorre con su mirada toda la tierra, y está listo para ayudar a quienes le son fieles"
(2 Cr 16.9 ). Cuando sus ojos no puedan ver la evidencia, confíe en lo que usted sabe que es verdad.

http://creerenjesus.blogspot.com

Me gustaria que me dejaras un comentario
¿Que opinas de este artículo?
¿Cuales son  tus inquietudes?

Hasta Pronto Juan Guillermo

viernes, 21 de enero de 2011

Aprender a esperar con confianza parte 1

Las lecciones son parte de la vida que nunca acaban. Aunque la educación formal llegue a su fin, nunca dejamos de aprender lecciones vitales. Las verdades que Dios nos enseña afectan el desarrollo de nuestro carácter, las decisiones que tomamos, y nuestro estilo de vida. Su influencia trasciende nuestra vida terrenal, hasta la eternidad.

Una de las lecciones más difíciles en cuanto a la fe que aprenderemos en esta vida, es esperar en el Señor. Quizás usted está enfrentando ahora una decisión crítica y no sabe qué camino tomar. O tal vez ha estado orando por un asunto, pero Dios no le ha respondido. ¿Se trata de una situación difícil o dolorosa que le está consumiendo?

En esos momentos, lo único que queremos es tener dirección o alivio inmediatos, pero Salmo 27.14 dice: "Pon tu esperanza en el Señor;ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor". Esperar en el Señor significa mantenernos en nuestras circunstancias o condiciones presentes hasta que Él nos dé más instrucciones. Lejos de estimular la pasividad, este versículo llama a la decisión activa de descansar confiados en el Señor y en su tiempo perfecto. No es el cese de las actividades, sino la paz de espíritu que nos acompaña durante todo el día.
Por qué hacernos esperar.

La espera es particularmente difícil cuando una situación es estresante, o demanda una decisión. Pero comprender el porqué Dios no ha respondido nuestras oraciones, dado alivio o dirección, puede ayudarnos a confiar en su sabiduría y tiempo perfecto.

A veces, no estamos preparados para dar el siguiente paso. Dios tiene planes para nosotros, pero a veces nos hace detenernos para cambiar nuestros corazones. Quizás hemos estado tolerando un pecado en nuestra vida, o necesitamos ocuparnos de una mala actitud, o de una manera de pensar pecaminosa. El Señor tiene lugares adonde llevarnos, y conoce aquello que debemos dejar atrás.

La demora puede tener el propósito de prepararnos para su llamado. David fue ungido rey siendo joven, pero pasó muchos años en el desierto, huyendo de Saúl. Por medio de todas las dificultades, el Señor depuró su carácter y agudizó sus habilidades para el liderazgo. Cuando llegó el momento apropiado, Dios lo puso en el trono.

Asimismo, Dios puede mantenerle a usted en una situación incómoda, una labor aburrida, o una situación difícil. Pero recuerde esto: Él le está preparando para algo mucho mejor. Coopere con Dios mientras espera, sabiendo que sus planes son buenos.

Es posible que los detalles de la voluntad de Dios no estén todavía donde deberían estar. El Señor es el dueño del tiempo, y Él lleva a cabo su plan con soberanía. No hay oración o ayuno que haga mover su mano antes de que esté dispuesto a actuar. Cuando Moisés vio la opresión de los israelitas, trató de corregir la situación matando a un egipcio abusivo (Éx 2.11-12). Pero el Señor usó esta situación para enviarlo al desierto por cuarenta años hasta que murió el rey de Egipto (vv. 23-25). Después puso en acción su plan de liberación, utilizando a un Moisés de 80 años mucho más humilde.

Tal vez, las demoras del Señor tienen el propósito de aumentar nuestra fe. Si Él nos diera de inmediato todo lo que quisiéramos, nunca aprenderíamos a caminar por fe. Pero cuando lo único que tenemos es una promesa de la Biblia sin una evidencia visible en la cual confiar, entonces nuestra fe es puesta a prueba. ¿Confiaremos en Él o en nuestras circunstancias? Al aferrarnos confiadamente a la Palabra de Dios, sabiendo que Él nunca ha dejado de cumplir sus promesas, veremos la evidencia de su fidelidad todo el tiempo.

Dios quiere enseñarnos perseverancia. Nos guste o no, la capacidad de perseverar en circunstancias difíciles, es un ingrediente esencial de la vida cristiana. Romanos 5.3, 4 (NVI) nos dice que "el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza". Nuestras tribulaciones tienen el propósito, no de aplastarnos, sino de moldearnos a imagen de Cristo. Cuando soportamos la presión con absoluta confianza en el Señor, con su fortaleza y perspectiva, emergemos pareciéndonos más a nuestro Salvador.

miércoles, 19 de enero de 2011

Año de avanzar en tu propósito

2011 será un año de expansión, de avance acelerado, de encontrar caminos, de enderezar sendas torcidas. Todas las cosas que hiciste fuera de la guía del Espíritu se terminarán para siempre.
Y así como también pasó en la entrega de la tierra prometida, no importa las oposiciones que tengas, el Señor te dice como informaron a Josué los espías  “El Señor ha entregado todo el país en nuestras manos. ¡Todos sus habitantes tiemblan de miedo ante nosotros!” (Josué 2:24) No hay oposición que soporte nuestro avance acompañados de la mano de Dios. Solo mantente fiel, enfocado en Jesús y su gloriosa presencia, en sus consejos, en su guía por el Espíritu Santo y por sobre todo ¡!cree que todos tus sueños se cumplirán!!.

Únete al espíritu de conquista, de profecía y de avivamiento para este año que comienza, no te resignes, estás a tiempo de impactar y trascender, muchos que leen esto han sido entrenados por el Espíritu para recibir mayores promesas, Dios te dice: “Fuiste preparado para sostener y poder soportar las bendiciones que vienen”.

Los que no sabían que carrera elegir, que trabajo hacer, o que cambios realizar para crecer recibirán en este tiempo las estrategias de lo alto, los diseños del Dios de los cielos.
Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que (Santiago1:17

También creo que muchos ministerios, pastores y lideres abrirán sus mentes para el nuevo mover de Dios. De tu iglesia, ministerio y visión saldrán muchas águilas que tomarán alto vuelo, cada uno en su lugar asignado llegarán a ser de influencia para miles. No te cierres a ningún don ni te opongas a los llamados a cosas nuevas y diferentes, esta palabra tengo para tu iglesia: “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman” Milagros creativos que abrirán puertas, personas estratégicas vendrán a pedirte ayuda y te recompensarán con oportunidades de oro.

El Señor viene en busca de una iglesia victoriosa, sabia, excelente, que se mueva como Daniel en la profecía y la excelencia, que sea diez veces mejor que los demás, que tenga un “espíritu superior” y que tenga tanto de sobresaliente que se le abrirán las puertas en todo ámbito, político, cultural, social y empresarial. El Espíritu de Dios estuvo trabajando en su gran ejército sobre la tierra, en sus santos, en sus redimidos para que podamos contener su gloria… que será tanta que solo podrá relucir.

Excelencia, sabiduría y estrategia
Te profetizo que sacarás a relucir tus dones espirituales y naturales, que muchos que te menospreciaban tendrán que reconocer que “Dios esta contigo” la gracia del Señor resplandecerá en tu rostro “y olvidarás tu miseria, O te acordarás de ella como de aguas que pasaron” (Job 11:16) – Se termino tu tiempo de queja y lamento, mira en lo alto, decide confiar en los milagros para lo que te parece imposible.  ¿Estás dispuesto a ir por más? Espíritu de excelencia viene sobre ti, un espíritu superior es formado en tus entrañas por el Espíritu de Dios, abre tu mente, expande tu visión, ¿Hasta donde quieres llegar? Pues hasta allí llegarás, no limites la mano de Dios.

Experiencias sobrenaturales
Declaro que 2011 será un año de experimentar cosas sobrenaturales, sanidades milagrosas, prodigios y maravillas de todo tipo, la cobertura angelical estarán sobre ti con gran poder. Sabiduría para sobresalir, fuerzas divinas es lo que tendremos en el momento preciso. Recibe una fe para lo sobrenatural, porque en lo que te habías resignado a esperar, como Lázaro será, para que la gloria de Dios se manifieste.

Hay algunos que pensaban en resignarse en cuanto a la vida que habían soñado alguna vez, pero hoy Dios te dice: “Te voy a sorprender” será un año de sorpresas inesperadas, eso que nunca imaginabas que podía suceder, vendrá. Los que estaban solos y esperando su pareja serán bendecidos, Dios no se olvido de ti, el conoce tu necesidad, te voy a sorprender - te dice el Señor - se fiel a mi y te recompensaré. Se diligente y esforzado.

¿Hallará fe en la tierra?
“Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lc. 18:8)
No pienses que Jesús, el rey de la gloria, viene a buscar un pueblo desesperado y derrotado.

Me gustaría que me dejaras un comentario 
¿Que opinas de este articulo? 
¿Cuales son tus inquietudes? 

Juan Guillermo Ruiz 

lunes, 17 de enero de 2011

Los secretos de la fe 3 Parte

Estar Plenamente convencido. Es el propio padre de la fe quien una vez más nos enseña lo correcto.
Plenamente convencido de que Dios Tenia poder para cumplir lo que había prometido. La convicción plena de abraham en el poder divino fue el soporte para confiar en la promesa. El entendió que Dios, siendo perfecto, mal podría prometer algo que no cumpliría.

No cambiar de parecer. Frecuentemente obstaculizamos nuestra fe por falta de precisión y dirección. No estamos seguros de lo que queremos recibir.
Pero que pida con fe, sin dudar, por que quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; es indeciso e inconstante en todo lo que hace. (Santiago 1:6-8).

No se refiere Santiago,  como es obvio, a la duda mental;habla más bien de la incredulidad y la indefinicion de propósitos.

Pedir en el nombre de Jesús.  Muchas personas no reciben lo que piden, porque lo hacen incorrectamente.  Jamas pasemos por alto que la petición debe elevarse en el Nombre de Jesús. De lo contrario caería en el vació eterno.

Cual quier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo lo haré así sera glorificado el Padre en el Hijo. Lo que pidan en mi nombre, yo lo haré (Juan 14:13-14).

Esta enseñanza nos entrega la llave maravillosa de la fe para usarla en forma consistente en nuestra vida. Es una de las llaves que el señor entregó a todos como Pedro hemos proclamado: Tu eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Nada sera imposible para ti, si aprendes estas técnicas sencillas. Anímate leyendo Hebreos 11, el gran capitulo sobre los campeones de la fe. Ello mejorara grandemente la calidad de tu vida. 

Dario Silva Silva  "Las Llaves del Poder"

viernes, 14 de enero de 2011

Los secretos de la fe 2 Parte

Creer que Dios tiene autoridad sobre todo. A veces olvidamos las cosas más simples y elementales.  Por ejemplo oramos preguntando: Señor, ¿dónde estás? Vaya simpleza, El está en todo lugar, inclusive allí donde lo llamamos. También solemos increpar: Señor ¿no te das cuenta cuánto sufro? ¡Qué insolencia piadosa! El todo lo sabe.  Somos muy torpes para acercarnos a la realidad de Dios. El tiene autoridad absolutamente sobre todo: lo natural y lo sobrenatural.  Jesús se acerco entonces a ellos y les dijo: Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra (Mateo 28:18)

Jesús es el mediador ante Dios, la autoridad sobre cuanto existe, la cabeza de todo principado y potestad.
Buscar la voluntad de Dios. Hay personas que oran conforme a sus caprichos, como diciendo: Hagase mi voluntad. Excelente forma de no obtener respuesta. Pues, ¿qué dice la Escritura?  Esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a la voluntad, él nos oye. Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido
( 1Juan 5:14-15) Sencillo, ¿verdad?

No mirar las circunstancias ni las limitaciones. Abraham es un paradigma de fe, ni para qué resaltarlo . Su descendiente Pablo de Tarso se refiere a él en términos elocuentes.
Delante de Dio, tal como está escrito: Te he confirmado como padre de muchas naciones. Así que abraham creyó y esperó, y de este modo llegó a ser padre de muchas naciones, tal como se le había dicho: ¡Así de numerosa será tu descendencia! Su fe no flaqueó, aunque reconocía que su cuerpo estaba como muerto, pues ya tenia unos cien años, y que también estaba muerta la Matriz de Sara. Ante la promesa de Dios no vaciló como un incrédulo, sino que se reafirmó en su fe y dio gloria a Dios  (Romanos 4:17-20).
Abraham es el padre de la fe, porque El no miró las circunstancias ni las limitaciones.

Dario Silva "Las Llaves del Poder" 


http://creerenjesus.blogspot.com

miércoles, 12 de enero de 2011

Las Condiciones y secretos de la fe

A lo anterior debe sumarse el conocimiento preciso de cómo nos relacionamos con la deidad correctamente.
En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan (Hebreos 11:6).

Como puede verse, la fe tiene dos condiciones: Creer que Dios es y creer que Dios puede. Cada vez que su mente dude, interrogue a su corazón. A veces pensamos: Esto no lo hará Dios. si preguntamos al corazón :
¿ Crees que Dios es? El contestará si, sin duda; y ¿Crees que Dios puede? Por supuesto, dirá, Dios puede todo. Lamente dice no, pero el corazón dice si.
No actué conforme a la mente, actué conforme al corazón. Derrote con la fe del corazón  la duda de la mente. A todos nos pasa algunas veces: con la mente dudamos. Consuélate con el recuerdo de Moisés y Juan al Bautista.....

El milagro mas grande que se a producido en el universo consiste en que Dios se haya hecho hombre. A una humilde virgen, en una modesta vivienda de Nazaret un ángel de Dios le dice que va a tener un hijo.
¿Como podrá suceder esto le preguntó Maria al ángel -, puesto que soy virgen? (Lucas 1:34).
La relación de la joven es de simple sentido común.  ¿Cómo me vas a convencer de un cuento tan reforzado? No puedo concebir un hijo, sencillamente porque todavía no he tenido relaciones sexuales con un varón.

El Espíritu Santo vendrá sobre tí , y el poder del altísimo te cubrirá con su sombra.  Así que al santo niño que va a nacer lo llamaran Hijo De Dios (V.35).
Si Dios lo dice, Dios lo hará. Con su mente Maria duda , pues el racionamiento natural, le dice:
"no es posible, sin haber tenido relaciones sexuales con tu marido, que tengas un hijo".
Aquí tienes a la sirva del Señor Contesto María. Que él haga conmigo como me has dicho (v.38a)

Pero cuando el ángel le aclara: "Maria nada hay imposible para Dios", desde la fe de su corazón, ella responde: "Oh si, es cierto; que se haga entonces como lo has dicho".  

Darío Silva Silva  "Las Llaves del Poder"

lunes, 10 de enero de 2011

Llaves Viejas


Hoy removí algunas llaves viejas de mi llavero. El llavero estaba demasiado pesado para poderlo llevar cómodamente en mi cartera. Tengo varias llaves que ya no necesito, llaves que no hacían nada excepto añadir peso.

El proceso de sacar esas llaves del llavero me hizo recordar cómo Jesús quiere levantar nuestras cargas. Cristo quiere tomar nuestras llaves viejas de tal forma que no tengamos que cargar mas con su peso.

Las preocupaciones, los miedos y el sufrimiento que hayamos podido pasar en el pasado pueden ser cargas muy pesadas. Sin embargo, Jesús está siempre recordándonos que debemos volvernos a él y permitir que él se ocupe de llevar esas cargas por nosotros.

Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan Nuevamente al yugo de esclavitud.  Gálatas 5:1

Todo lo que ocurre en tu vida...Tiene un Significado Espiritual

Dios lo bendiga y hasta pronto
Juan Guillermo Ruiz

viernes, 7 de enero de 2011

Poder sanador de Jesús

¿Ha perdido la visión de lo que usted iba persiguiendo? ¿Sus sueños se han venido abajo? ¿Ha dado su vida un giro hacia abajo y no hacia arriba? ¿Ha fracasado en lugar de tener éxito? ¿Anhela salir de allí pero su circunstancia adversa no lo deja?

En esta historia encontramos a un hombre en estas mismas circunstancias, sin embargo su vida dio un giro sorprendente, y en el momento en que él no lo esperaba, ¿que sucedió? Simplemente que Jesús llegó donde él estaba y desde ese momento su vida cambió. 

A como también tu vida, si, tu vida cambiará y tenlo por seguro, pues Jesús ha llegado hasta donde tu te encuentras y te dará un nuevo significado a tu vida.

Marcos 3:1-5

Otra vez entró Jesús en la sinagoga; y había allí un hombre que tenía seca una mano. 

Y le acechaban para ver si en el día de reposo le sanaría, a fin de poder acusarle. 

Entonces dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate y ponte en medio. 

Y les dijo: ¿Es lícito en los días de reposo hacer bien, o hacer mal; salvar la vida, o quitarla? pero ellos callaban. 

Entonces, mirándolos alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y la mano le fue restaurada sana.

I. Jesús llegó donde el estaba

Así es nuestro señor, él siempre llega donde nos encontramos, y sus obras dan testimonio de estas cosas, ya que él siendo Dios bajó del cielo y se hizo carne para llegar hasta donde nos encontramos. El mismo dijo, que vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. El llegó hasta donde estaba Pedro, Juan y los demás discípulos, él llegó hasta donde estaba la mujer samaritana, él llegó hasta donde estaba Zaqueo trabado de un árbol, él llegó aun hasta la tumba de uno que ya no tenía esperanza pues tenía cuatro días de haber fallecido, pero cuando Jesús llega, llega la esperanza, llega el consuelo, llega la fe, llega el amor, llega la libertad, llega la gracia, llega la misericordia, llega la salud, llega el poder, llega la luz, llega la paz, llega la prosperidad, llega la verdad, llega el amor, llega la libertad, llega la gracia, llega la misericordia, llega la salud, cuando Jesús llega, llega la vida, alabe y glorifique su santo nombre.

Jesús llegó donde este hombre se encontraba y ni siquiera lo esperaba, pero el señor Jesús si esperaba ese momento, a como está esperando el momento de llegar hasta donde tu estas.

II. Jesús le ordena levantarse y ponerse en medio

Este hombre no había buscado a Jesús, sin embargo Jesús se interesa en hacer algo por él. 

Muchos hicieron un esfuerzo para acercarse a Jesús, por ejemplo; la mujer de flujo de sangre se abrió paso entre la multitud para tocar el manto de Jesús para poder ser sanada

Zaqueo jefe de los publícanos tubo que correr adelante y subirse a un árbol para poder ver a Jesús quien iba pasando, la mujer sirofenisa, caminó clamando tras Jesús hasta que él llegó a una casa, Bartimeo clamó y clamó pidiendo misericordia hasta que Jesús se detuvo y mandó llamarle

Pero este hombre no hizo nada, sin embargo Jesús se interesa en hacer algo por él. 

No obstante Jesús no fue hasta donde este se hallaba sentado en la sinagoga para sanarle, ¿no es cierto? este hombre no hizo nada para buscar a Jesús pero Jesús llega y le dice que haga algo, Jesús le ordena que se levante y que se ponga en medio.

La mano seca de este hombre le había afectado en muchas áreas de su vida, tanto físicamente como sicológicamente, pues a causa de su mano seca evitaba ir a las reuniones sociales, y así de esta manera su mano seca había echo secar otras áreas de su vida. Después de que su mano se fue secando, su vida ya no fue la misma. En su vida religiosa simplemente se quedaba sentado y evitaba tomar alguna participación en la sinagoga para que nadie se fijara en su mano seca, sin duda que se hallaba sentado allá en la parte de atrás de la sinagoga, por eso Jesús le dijo: levántate y ponte en medio. 

Este hombre estaba sufriendo a causa de su mano seca, pero ¿a causa de que se encuentra usted sufriendo? ¿Qué se ha secado en su vida? ¿Sus sueños? ¿Su futuro? ¿Su felicidad? ¿Su salud? ¿Su libertad? ¿Su carrera? ¿Su vida cristiana se ha secado? Hoy el señor le ordena que haga algo, si, usted también debe hacer algo ya que el milagro que espera se encuentra en la obediencia a su palabra por lo cual escuche la voz de Jesús diciéndote: levántate y ponte en medio, levántate porque la enfermedad, el fracaso, el pecado, el temor, la falta de fe y de esperanza te han hecho sentar y esto en la sociedad y en la iglesia, levántate y que todos te miren ya que el señor no hace nada en secreto y lo que quiere hacer contigo lo desea hacer en publico.

III. Jesús lo deja por un momento en medio del público

El hombre de la mano seca obedeció a Jesús y levantándose se puso en medio de la sinagoga en frente de todos los presentes, y Jesús lo deja por un momento allí para tratar con las personas que se oponían a sus planes.

Note usted que la gente allí reunida no estaba interesada en que Jesús sanara a este hombre de la mano seca, al contrario sabían que Jesús le iba a sanar por eso le acechaban para ver si en ese día le sanaría ya que era un día en el cual no se debería de trabajar, pero Jesús les dice: ¿es lisito en los días de reposo hacer bien o hacer mal; salvar la vida o quitarla? Por lo cual nadie le respondió. Cuando Jesús te defiende, los adversarios callan, la adversidad se aleja, los vientos enmudecen, el enemigo se va, las tormentas se detienen. El señor siempre nos defiende, defendió a Maria de la crítica de judas, defendió a Pedro al sacarlo de la cárcel, defendió a los tres jóvenes hebreos del horno de fuego, defendió a Daniel del poder de los leones, defendió a David de la mano de Saúl, defendió a los patriarcas, Abraham, Isaac y Jacob por eso dice la escritura: No consintió que nadie los agraviase, Y por causa de ellos castigó a los reyes. No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas.

Nada puede detener las bendiciones que el señor Jesús tiene para ti, no, nada ni nadie las podrá detener ya que él se encargará de tratar con los adversarios que se oponen a los planes que tiene para ti.

IV. Jesús le dio la orden de extender su mano

Nuevamente Jesús le da otra orden a este hombre de la mano seca y sin duda que este hombre se encontraba a la expectativa de lo que Jesús haría con él, y esto en medio de todos en la sinagoga, por lo cual usted también debe de estar a la expectativa, teniendo fe, porque Jesús hará con usted eso que está esperando que obre en su vida.

Se sabe que el cerebro es el que da las órdenes a cada miembro del cuerpo para que estos se muevan ¿no es cierto? Este hombre trataba de mover su mano siguiendo las órdenes de su cerebro pero su mano seca no funcionaba, pero cuando Jesús llega y le da la orden de extender su mano, este obedece y extiende su mano seca, ya que recibe la orden de un cerebro para el cual todas las cosas le eran posibles y lo son todavía porque la escritura nos enseña que Jesucristo es el mismo, ayer, hoy y por los siglos. Hebreos 13:8 Escuche usted también la vos del Hijo de Dios que le dice: extiende tus sueños, si, extiende tu futuro, extiende tus planes, extiende tus esperanzas, extiende aquello que se ha secado en tu vida, extiende tu visión, extiende tu vida. Quizás usted piense que ya no tiene esperanza, que es usted un fracaso, quizás no ha podido salir de las drogas, del alcoholismo, de los vicios, o se encuentre esclavizado del pecado, pero déjeme decirle que Jesús ha llegado hasta donde usted se encuentra y le dice extiende tu vida, extiende tus fuerzas, extiende tus esperanzas, extiende tu fe porque yo he llegado a ti.

V. Jesús le restaura su mano seca.

Lucas en su evangelio dice que era la mano derecha de este hombre la que estaba seca. 

Lc 6:6. Este hombre al recibir la orden obedeció y la extendió y su mano fue restaurada y sanada. Esta palabra restaurada nos da a entender que anteriormente su mano se encontraba sana pero que se fue enfermando y secándose al seguir el curso de alguna enfermedad que le vino, pero cuando Jesús le ordena extender su mano esta sigue el curso del poder sanador que había en Jesús, poder que todavía sigue sanando y restaurando y no solamente una mano sino restaurando aquello que se secado en tu vida.

Extienda esa visión que se ha secado, extienda esos sueños que quizás usted ya los considere muertos, extienda esa esperanza, sus aspiraciones, extienda sus metas, extienda su fe, extienda su zona de trabajo, extienda su libertad, extienda su carrera, extienda su vida cristiana, extienda su actividad en la obra del señor, cuando decida levantarse del suelo, cuando decida ser un vencedor en Cristo, cuando obedezca a la voz del Hijo de Dios quien le está hablando, entonces estas cosas quedaran restauradas y sanas en su vida, por lo cual hoy obedezca a la voz del Hijo de Dios.

Conclusión:

su mano seca también puede ser restaurada por Jesús, si, esa mano que muchas veces saludaba a los hermanos en la iglesia pero que ya no puede hacerlo, esa mano que antes levantabas para adorar a Dios pero que ahora se ha secado, esa mano con la cual antes ofrendabas pero que ahora se ha secado, esa mano la cual era muy laboriosa en la viña del señor ahora está seca y no pude trabajar, esa mano que antes ayudaba a su prójimo pero que ahora no la puedes extender, esa mano el señor la quiere restaurar y sanar.

Jesús ha llegado hoy a tu vida, y sin que tu lo buscaras, pero él si te estaba buscando, y esto porque te ama y desea bendecirte. Por lo cual extiende aquello que en tu vida se ha secado y deja que el señor Jesús lo restaure y quede sanado.

Escrito por Artemio Valdez Sosa


Dios los bendiga hasta pronto 
Juan Guillermo Ruiz 

Seamos como el lápiz

Todos los días nos levantamos buscando ser mejores tratando de corregir nuestras imperfecciones, de reparar el daño que hicimos y procur...