lunes, 23 de septiembre de 2013

La Paz que Dios te da...........



"Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes -afirma el Señor-, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza". Jeremías 29:11

El mundo nos ofrece una paz basada en las cosas que tenemos, en los logros alcanzados, en la estabilidad económica, en las personas que nos rodean pero el problema de esto es que cuando perdemos lo que tenemos, o no alcanzamos ciertas metas o cuando nuestra economía se viene a pique esa paz que nos ofrece el mundo se esfuma.

"Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho. La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden". Juan 14:26-27 (NVI)

La paz que Nuestro Dios nos ofrece va más allá de las circunstancias presentes, del dinero, de las personas que nos rodean o de lo que podemos tener. Por eso Dios nos dice: "Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo". Juan 16:33


 ¿qué debes hacer para tener paz? Confiar en Dios.

Mira lo que dice Salmos 37.3-6 y 23-25 (Nueva Versión Internacional)

"Confía en el Señor y haz el bien;
Establécete en la tierra y mantente fiel.
Deléitate en el Señor,
y él te concederá los deseos de tu corazón
.

Encomienda al Señor tu camino;
Confía en él, y él actuará.

Hará que tu justicia resplandezca como el alba;
tu justa causa, como el sol de mediodía.

El Señor afirma los pasos del hombre
cuando le agrada su modo de vivir;
podrá tropezar, pero no caerá,
porque el Señor lo sostiene de la mano". 


Así que en este día confía en Dios, y recuerda que estás en Sus manos! No hay nada que escape de Su poder.



http://creerenjesus.blogspot.com

sábado, 31 de agosto de 2013

HUSTO LO QUE NECESITAS




Hoy quiero animarte a atender las necesidades de alguien más, lo cual no solo será beneficioso para aquella persona a la que sirvas sino también para ti, ya que está comprobado que cuanto más nos centramos en nuestros propios problemas estos se hacen más grandes  y peor nos sentimos.

La clave es entregar a Dios nuestras preocupaciones y enfocarnos en aliviar la carga de aquellos que nos rodean.  

"Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo." Salmos 55:22 (Reina-Valera 1960)

Jesús dijo: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga." Mateo 11.28-30 (RV 1960)

Para poder aliviar la carga de alguien más debemos tener muy en cuenta lo que Jesús nos dijo: Aprended de mi que soy manso y humilde de corazón.

Marcos 10.43-45 nos ensena "El que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor, y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de todos. Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos." (NVI)

Toma hoy la decisión de ser un siervo asi como lo fue Jesus. http://creerenjesus.blogspot.com

lunes, 24 de junio de 2013

Dios No Olvida


Cada oración que hemos elevado, cada vez que nos hemos sometido a la autoridad cuando queríamos rebelarnos, cada ocasión en que confesamos la Palabra de Dios cuando nuestras emociones nos gritaban que dijéramos cosas negativas: cada acto de obediencia está registrado y será recompensado. Cada vez que asumimos nuestra posición de fe, adoración, y nos mantuvimos confesando lo bueno, cada vez que ofrecimos a Dios sacrificio de alabanza, Dios lo recuerda. Él no olvida las cosas que hemos hecho bien. Las tiene registradas en su libro de hechos memorables, como leemos en Hebreos 6:10: “Porque Dios no es injusto como para olvidarse de las obras y el amor que, para su gloria, ustedes han mostrado sirviendo a los santos, como lo siguen haciendo”.

Mardoqueo había hecho algunas buenas obras, pero sin hacer mucho ruido al respecto. Las había hecho en secreto, como para el Señor. La Palabra enseña que cuando hacemos buenas obras, no debemos dejar que nuestra mano izquierda sepa lo que hace la derecha (Mateo 6:3,4). Esto significa que deberíamos hacer lo que sentimos que Dios nos está guiando a hacer, hacerlo para su gloria, y luego olvidarlo y seguir con nuestros asuntos. No significa darnos una palmadita en la espalda o decir a los demás lo que hemos hecho, sino simplemente saber que nuestra recompensa vendrá de Dios a su debido tiempo. En el momento exacto de Dios, Él recompensó a Mardoqueo (vea Ester 6:1.3), y puede estar seguro de que hará lo mismo con usted.

jueves, 14 de marzo de 2013

! He sido bendecido¡

Gálatas 3: 14- Para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.
Me siento bendecido pues mis pecados han sido perdonados y cubiertos por el Señor, a quien sirvo. Soy bendecido ya que lo he buscado de todo corazón.
De su abundancia he recibido una gracia tras otra, bendición espiritual sobre bendición espiritual, favor sobre favor y regalo tras regalo. Voy a recibir lluvias de bendiciones del Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Porque creo en Cristo, tengo la bendición de Abraham y a través de la fe recibo la promesa del Espíritu Santo. Soy bendecido en Cristo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales.

Porque he recibido a Jesucristo en mi corazón y en mi vida, la bendición prometida a Abraham ha venido sobre mí. Él bendice el fruto de mi cuerpo, el fruto de mi tierra, y todo lo que Él ha provisto para mi. Mientras guarde yo sus mandamientos, las bendiciones de Dios me alcanzarán y estoy bendecido en la ciudad, en el campo, bendecido es el fruto de mi cuerpo, el fruto de mi tierra y el fruto de mi ganado. Estoy bendecido en mi cesta y mi bodega estará llena. Soy bendecido en mis entradas y mis salidas. El Señor bendecirá todo lo que hago. Cuando hago todo lo que el Señor me manda, soy puesto como cabeza, y no como cola. Dios me bendice en la manera en la que el reparte su cosecha, y yo, y toda la tierra, reverentemente le tememos.
 

lunes, 7 de enero de 2013

Decida qué tipo de ayuno desea hacer,Así que usted puede comer: frutas, vegetales, granos y fibra.
- No haga un ayuno total de alimentos si usted no está acostumbrado a esta práctica y sin supervisión médica.
- Recuerde que no es una competencia. Es un acuerdo personal para buscar de Dios.
- Recuerde también que el ayuno no le “tuerce el brazo a Dios” ni le hace merecer el favor de Dios.

Dios ya lo dio todo en la cruz del calvario a través de su hijo Jesucristo. Mas bien, a través del ayuno buscamos alinearnos nosotros a su voluntad.

'Es muy común escuchar la pregunta: ¿qué hace el ayuno por mi? y la respuesta es muy simple: ayuno,  oración, alabanza y Palabra  te acerca más a Dios. Puede ser simple la respuesta pero no simplista.
El ayuno no es un requerimiento u obligación, es una elección. Cuando usted elige apartar un tiempo en ayuno y oración para buscar a Dios, usted elige romper la rutina de su vida con el fin de acercarse a Dios.
El ayuno es un período corto que trae recompensas a largo plazo. Es como el tiempo que tomas para afilar el hacha antes de cortar el árbol.'
¡Anímate a empezar el año poniendo a Dios en primer lugar y a ver como obra poderosamente!


http://creerenjesus.blogspot.com 

ALABAMOS A DIOS EN EL SUFRIMIENTO

    ALABEMOS A DIOS EN EL SUFRIMIENTO   Job 36:17-33    ¿Puede adorar a Dios mientras atraviesas por momentos difíciles? Es te...