HUSTO LO QUE NECESITAS




Hoy quiero animarte a atender las necesidades de alguien más, lo cual no solo será beneficioso para aquella persona a la que sirvas sino también para ti, ya que está comprobado que cuanto más nos centramos en nuestros propios problemas estos se hacen más grandes  y peor nos sentimos.

La clave es entregar a Dios nuestras preocupaciones y enfocarnos en aliviar la carga de aquellos que nos rodean.  

"Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo." Salmos 55:22 (Reina-Valera 1960)

Jesús dijo: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga." Mateo 11.28-30 (RV 1960)

Para poder aliviar la carga de alguien más debemos tener muy en cuenta lo que Jesús nos dijo: Aprended de mi que soy manso y humilde de corazón.

Marcos 10.43-45 nos ensena "El que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor, y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de todos. Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos." (NVI)

Toma hoy la decisión de ser un siervo asi como lo fue Jesus. http://creerenjesus.blogspot.com

Comentarios

  1. BENDICIONES DESDE EL SALVADOR CENTROAMERICA.
    Mi blog www.creeenjesusysserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Siguientes pasos para una vida cambiada

Generaciones de influencia e impacto

El Poder de la amistad