sábado, 31 de agosto de 2013

HUSTO LO QUE NECESITAS




Hoy quiero animarte a atender las necesidades de alguien más, lo cual no solo será beneficioso para aquella persona a la que sirvas sino también para ti, ya que está comprobado que cuanto más nos centramos en nuestros propios problemas estos se hacen más grandes  y peor nos sentimos.

La clave es entregar a Dios nuestras preocupaciones y enfocarnos en aliviar la carga de aquellos que nos rodean.  

"Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo." Salmos 55:22 (Reina-Valera 1960)

Jesús dijo: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga." Mateo 11.28-30 (RV 1960)

Para poder aliviar la carga de alguien más debemos tener muy en cuenta lo que Jesús nos dijo: Aprended de mi que soy manso y humilde de corazón.

Marcos 10.43-45 nos ensena "El que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor, y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de todos. Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos." (NVI)

Toma hoy la decisión de ser un siervo asi como lo fue Jesus. http://creerenjesus.blogspot.com

1 comentario:

  1. BENDICIONES DESDE EL SALVADOR CENTROAMERICA.
    Mi blog www.creeenjesusysserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar

Seamos como el lápiz

Todos los días nos levantamos buscando ser mejores tratando de corregir nuestras imperfecciones, de reparar el daño que hicimos y procur...