Tome una pausa de Alabanza



No creo que haya algo que bendiga más a Dios que cuando nos detenemos en medio de lo que estamos haciendo y levantamos nuestras manos para alabarle o tomamos un momento para postrarnos ante Él y decir "Te amo,  Señor."  En la cita para hoy, el salmista dice que él apartó tiempo siete veces al día para adorar a Dios a lo largo del día.

Piense en un hombre de negocios, por ejemplo, tal vez el presidente de una compañía importante.  ¿No sería maravillosos sidos o tres veces al día, él cerrara la puerta de su oficina con seguro, se arrodillara, y dijera, "Dios, yo sólo quiero  tomar un tiempo para alabarte. Padre todas estas cosas me las ha dados Tu  -el negocio, el dinero, el éxito  - son geniales, pero yo solo quiero alabarte.  Te exalto. Eres tan maravilloso. Te amo Tu eres todo lo que necesito. Padre te alabo. Jesús, te alabo. Espíritu Santo, te alabo". Creo que si el hombre de negocios hicieran esto, nunca necesitaría estar preocupado por sus negocios, sus finanzas, o el éxito. Todo esas cosas se resolverían  Mateo :6:33  Joyce Meyer D.A

Comentarios

Entradas populares de este blog

Siguientes pasos para una vida cambiada

Generaciones de influencia e impacto

El Poder de la amistad