La gente que ríe, vive mas

Debemos disfrutar la vida mientras trabajamos y cumplimos las cosas que pensamos que se espera que hagamos. Proverbios 17:22 nos enseña que esa felicidad en nuestros corazones es como una buena medicina.

Como mi niñez me fue robada mediante el abuso, nunca aprendí a ser como una niña. Nunca aprendí a “aflojarme” y “vivir un poco”. Era tan seria, que pensaba que no tenía nada que hacer con cosas que consideraba “frívolas”. Siempre estaba tensa respecto a todo, y raramente reía, porque estaba demasiado ocupada trabajando y tomándome la vida seriamente. Por otro lado, mi esposo, Dave, es del tipo que disfruta la vida sin preocuparse por lo que pasa alrededor. Aunque yo nunca pude tener la habilidad de ser como él, porque nuestras personalidades son diferentes, he aprendido que puedo ser mucho más feliz y más alegre de lo que entonces era. 

Como ministro del evangelio, tengo una gran responsabilidad. Debo trabajar duramente en lo que he sido llamada a hacer, y me encanta hacerlo. Realmente, disfruto de mi trabajo. Pero si no tengo cuidado, puedo caer en el estrés y en el agotamiento. Por eso, debo hacer un esfuerzo para aplicar a mi vida versículos tales como Proverbios 17:22 y desarrollar un corazón alegre y una actitud jovial.

Usted y yo necesitamos equilibrar diversión y responsabilidad. Si no estamos equilibrados emocionalmente, toda nuestra vida se verá afectada. Creo realmente que si no aprendemos a reír más, vamos a tener serios problemas porque, como enseña la Biblia, un corazón feliz es como una medicina. En los últimos años, se han escrito muchos artículos que dicen que la ciencia médica ahora confirma que la risa puede ser un medio de dar sanidad al cuerpo. La risa es como un trote interior: ejercita nuestro ser interior, haciéndolo saludable.

Es necesario que pongamos más humor en nuestra vida de cada día. Debemos, reírnos de nosotros mismos, no tomarnos tan en serio. Todos necesitamos reírnos más, y algunas veces será necesario que lo hagamos a propósito. Recuerde, ¡un corazón feliz es una buena medicina!

Autor:
Joyce Meyer.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Volviendo a su Perfecta Voluntad

Siguientes pasos para una vida cambiada

Generaciones de influencia e impacto