Cinco pasos importantes para desarrollar una buena imagen interior



1 Pedro 5:7-8).
Comprender este texto es muy importante ya que la ansiedad significa distracción. Debe quitar toda distracción de su vida, porque una mente distraída es una mente dividida. La Biblia habla acerca del hombre de doble ánimo (doble pensamiento - doble imaginación). Cuando la mente está dividida hay serios problemas con la imagen interior.

La mujer que padeció por muchos años de flujo de sangre, toda su vida se vio enferma e iba de médico en médico sin solución. Su problema era tan grande que la debilidad ya se había apoderado de ella. Vivió doce años con una enfermedad incontrolable, todos los días y constantemente tenía una pérdida de sangre. Permanentemente ella veía en sí misma esa enfermedad. Pero un día, al oír acerca de Jesús despertó su fe y vio la solución para su vida. Ella oyó y luego miró sin distracción el borde del vestido del Señor, hasta tocarlo.


Todo aquel que mire atentamente la Palabra tendrá un solo pensamiento, un solo diseño. Esta mujer cambió su imagen de enfermedad por la imagen del sanidad en Jesucristo.

Primer paso: Oír la Palabra de Dios
La mujer oyó acerca del Maestro, oyó de la solución a sus problemas.

Segundo paso: Ver
Después que la mujer oyó, miró atentamente y sin distracción su meta, que era tocar el manto de Jesús.

Tercer paso: Meditar en lo que oyó y en lo que vio
El tercer paso para desarrollar la imagen de Dios está claramente expresado en el libro de Josué, capítulo 1, versículo 8:

“Recita siempre el libro de la ley medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que el él esta escrito. Así prosperarás y tendrás éxito.”
Pensar, imaginar o diseñar. La imagen que otros tengan de usted, si le da importancia, pueden limitar el potencial de la imagen de Dios en su vida.
Debe entender que usted no puede diseñar si primero no ve y no puede ver si primero no oye. Mi consejo es que debe meditar o pensar constantemente en la imagen de Dios. Josué de día y de noche ocupaba su mayor tiempo en pensar la Palabra.
Como ya expresé, el hombre piensa, quiera o no quiera, y esto quiere decir que el hombre siempre tiene buenos diseños o malos diseños.
¡Diseñe en su interior los pensamientos de Dios!


Cuarto paso: Confesar
“En mi corazón se agita un bello tema mientras recito mis versos ante el rey; mi lengua es como pluma de hábil escritor. (Salmos 45:1).

Para que la imagen de Dios se complete en usted, luego de oír, ver y meditar, debe confesar.
Confesar es hablar. Hay muchos que han hablado de lo que nunca oyeron, vieron o meditaron en su vida. Mucha gente habla de Cristo sin conocerlo.
El salmista David dice que cuando hablamos somos una pluma escribiente.

Proverbios 4:24 dice:Aleja de tu boca la perversidad; aparta de tus labios las palabras corruptas”

El aspecto negativo dice que debemos apartar la perversidad de la boca. Por ejemplo, si yo digo que no se puede, eso es perverso. Si yo digo que usted todo lo puede en Cristo, ese es el aspecto positivo de la Palabra.


La perversidad dice: “No puedo, no tengo, no sé, tal vez, algún día...”. Lo primero que debe hacer es dejar de hablar lo negativo.
A veces hablamos tantas cosas negativas y tan rápido, que no nos damos cuenta que eso es perverso. Toda palabra negativa que va en contra de la Palabra de Dios es perversa, porque no predica la verdad de la Palabra.
Toda palabra negativa que salga de mi boca que se levante contra la Palabra de Dios, me convierte en un perverso.
Si usted dice que es injusto y la Biblia dice que, por medio de Cristo, usted es justificado, eso sería perversidad. Escribimos con la lengua, con las palabras y la única forma de escribir es confesando.


Quinto paso: Hacer
“No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévela a la práctica.” (Santiago. 1:22).

Para hacer debo tener bien en claro los cuatro primeros puntos. Recuerde: Usted y yo nos convertimos en lo que hacemos. Usted es lo que hace, porque hace lo que diseña, diseña lo que ve y ve lo que oyó.
La televisión y la radio tiene acceso al poder. Porque la comunicación es importante y esencial. Es importante que los cristianos entiendan que los medios de comunicación son imprescindibles para establecer el Reino de Dios.
Este quinto punto es mortal para el diablo, porque a él no le interesa que usted sepa, lo que no le conviene es que usted haga.
Aplique los puntos detallados anteriormente y no olvide que el diablo no quiere que usted ejecute  la verdad, que es la Palabra de Dios.
Muchos cristianos creen tener la imagen de Dios, pero no es así. Porque no hacen lo que confesaron, lo que diseñaron, lo que vieron y lo que oyeron.
La mujer del flujo de sangre oyó, cuando oyó miró fijamente a la Palabra (Jesús) y luego confesó: “Si tan solo tocare su manto seré sanada”.

Cuando la mujer confesó, actuó y tocó el manto, salió poder y virtud de Jesús, y la mujer, que durante doce años sufrió, fue libre de ese tormento.
El que tiene la imagen no es sólo el que habla, sino el que hace lo que habla. Dios nos está preparando para ser buenos administradores de Su gracia, y si usted aprende a administrar todo lo que Dios le dio, nunca lo perderá. El mal administrador hace que se pierdan las cosas y Dios no nos llamó a perder, sino a ganar. Dentro suyo hay una imagen de ganador y tales no pierden, ni empatan, siempre ganan.

Debemos captar la onda de cómo Dios nos está viendo. Si nos miramos en un espejo natural podremos ver nuestros defectos e imperfecciones, pero si lo hacemos en el espejo de Dios, que es Su Palabra, Él nos mostrará claramente quienes somos en realidad, nuestra imagen interior.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Generaciones de influencia e impacto

Siguientes pasos para una vida cambiada

Creciendo a Través de los Retos