jueves, 4 de noviembre de 2010

Pensamientos equivocados


“Pero me temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, los pensamientos de ustedes sean desviados de un compromiso puro y sincero con Cristo.”
2 Corintios 11:3
Hoy podemos tener una mente fuerte si hacemos lo que declara Filipenses 4:8 “Por ultimo, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable,todo lo digno de admiración, en fin todo lo que sea excelente o merezca elogio”. Pero si no trabajamos en serio sobre este tema, podemos ser influenciados como el resto de los mortales.
Nuestro espíritu controla nuestros pensamientos y emociones. Desde allí se conecta Dios con nosotros. Usted decide que pensar y que no, que escuchar y que no. Usted tiene una voluntad y es el que decide si su espíritu se conecta con Dios o no.
¿Por qué esto es importante? Porque satanás trabaja con la astucia para poder engañar y si usted está desconectado del Padre, será presa fácil. Si el logra engañarlo terminará creyendo que es un creyente de cuarta categoría o que su sueño no lo podrá alcanzar jamás y terminará esclavo de esa mentira.
Si lee 2° Corintios. 11:3 se dará cuenta que a Eva le sucedió lo mismo, fue seducida con astucia ¿dónde? En su mente. La engañó. Y así lo sigue haciendo ¿por qué? Porque le funciona.
No permita que un pensamiento equivocado maneje su vida.
Si usted no presta atención a esto, puede ser engañado para que abandone su llamado. “Para que Satanás no se aproveche de nosotros, pues no ignoramos sus artimañas”. (2° Corintios. 2:11)
Ahora la pregunta apropiada sería ¿cómo puede librarse y tener victoria en esta área?
Es simple. Sométanse a la Palabra de Dios, permanezca en ella. Si lo hace, el diablo huirá como lo declara Santiago. 4:7 “Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes.
Me gustaría que me dejaras un comentario 
  ¿Que opinas de este artículo?
 ¿Cuales son tus Inquietudes?
Hasta la próxima Juan Guillermo Ruiz 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seamos como el lápiz

Todos los días nos levantamos buscando ser mejores tratando de corregir nuestras imperfecciones, de reparar el daño que hicimos y procur...