Reconciliate con Dios


Como seres humanos es muy común que cuando una relación no da resultado, ni nos llena, la dejamos. 
Rompemos con ella y tratamos de olvidarnos para siempre de esa persona que nos ofendió o nos abandonó. 

Aun así, he escuchado a través de la vida en Cristo que muchas personas  se pelean con Dios por diferentes  razones. Quizá perdieran un ser querido y culparan a Dios o porque tuvieron una petición especial y Dios no la concedió o a lo mejor sufrieron una amarga experiencia en una iglesias ole fallo un lider en el que depositaron toda la confianza.
Entonces prefieren cortar toda relación con Dios.

¿Sabes ? Es Un atrevimiento enojarse con quien te dio la vida, debemos entender que a Dios le interesa nuestra felicidad y que no se goza con nuestro dolor y sufrimiento.

Quizá muchas veces antes de tomar decisiones equivocadas. Él nos alertara de  varias maneras y no lo escuchamos. A pesar de eso, si fallamos, recuerda que Él no te falla.  Él no es un Dios cambiante. Él permanece para siempre. si estás enojado  con Dios , hoy es el día de tu reconciliación  con Él.  
Pídele perdón de todo corazón por haberle juzgado, por haberte alejado, y verás que Él, como un Dios Padre  misericordioso, te recibe  una vez más en sus brazos. 

Inspiraciones diarias " Claudia Pinzón "

Comentarios

Entradas populares de este blog

Volviendo a su Perfecta Voluntad

Siguientes pasos para una vida cambiada

Generaciones de influencia e impacto