Su vida sobre la roca

“Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Cayeron las luvias, crecieron los rios, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo , la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca.  Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa, y está se derrumbó, y grande fue su ruina.”
Mateo 7:24- 27

Hoy quiero contarle que lo que es imposible para su vida, se va a ser posible. No hay muchas vidas para vivir, esta es la única y es mejor que la viva bien. No haga provisión para el fracaso en su vida. No se conforme con finalizar su vida de una manera miserable porque muchos terminan así. Usted es un elegido de Dios, está preparado para ganar, por seguir el camino de la Palabra de Dios.

Lea y medite por un momento en la palabra de Mateo 7:24-27.

Una persona que oye y hace, recibió el mensaje en su mente y lo dejó pasar por todo su ser interior. Por eso, dice la Palabra, que las cosas que pensamos son las que hacemos. El que oye la Palabra de Dios, renueva su mente y comienza a pensar en línea con ella, entonces va a hacer las cosas de acuerdo a lo que Dios le dijo y va a tener las cosas como Dios las planeó. Dios dirá de usted: “Yo lo voy a considerar como un hombre prudente.” Vino toda clase de contratiempo para que esa persona viera un mal final, pero dice que no cayó porque estaba apoyada sobre la roca. Su manera de pensar tiene que estar apoyada sobre la roca que es Cristo y la Palabra de Dios. Usted sabe que van a venir cosas contra todo eso que está desarrollando al renovar su mente con la Palabra, pero usted va a estar fuerte, firme y no va a fracasar. La Palabra de Dios le da provisión para estar fuerte y en bendición.

Hay personas cuyos pensamientos van y vienen. De ellos dice la Palabra que es grande su ruina. Porque todo depende de su manera de pensar. Es fácil que todo lo negativo consuma sus pensamientos. De esa manera, está construyendo su casa sobre la arena. Usted podría estar justificado para decir que su vida es un fracaso, pero no puede decir eso nunca más. Usted es un hijo de Dios, ha sido redimido, perdonado, es una nueva creación, tiene la Palabra revelada en su vida. ¡Construya su vida sobre la roca! Estará muy bendecido.

Oración: Padre, hoy me determine a edificar mi vida sobre la roca, Cristo. Con tu Palabra alinearé mis pensamientos a los tuyos y nunca más sere un insensato sino que me llamarán hombre prudente. Lo haré, en el nombre de Jesús, amén

Comentarios

Entradas populares de este blog

Siguientes pasos para una vida cambiada

Generaciones de influencia e impacto

El Poder de la amistad