Fuerza de Voluntad para crecer


Fuerza de voluntad por supuesto suena como algo grandioso. Somos guiados a creer que tenemos suficiente fuerza de voluntad para combatir contra cada tentación que se nos presente en el camino. Y algunas veces esto funciona. Pero déjeme contarle un pequeño secreto acerca de la fuerza de voluntad. La Fuerza de voluntad es su mejor amiga cuando las cosas van bien, pero es la primera en irse cuando usted está agotado. Descubrí que si realmente no quiero hacer algo, mi mente me da suficientes razones de por qué no tengo que hacerlo. Mis emociones incluso se unen, diciendo, “Estoy de acuerdo porque de todas maneras, no me dan ganas de hacerlo.”
A nuestra alma (mente, voluntad y emociones) le encantaría dirigir nuestras vidas, pero la Biblia dice que debemos ser guiados por el Espíritu de Dios. No se nos enseña a ser guiados por la fuerza de voluntad – se nos ordena ser guiados por el Espíritu. La fuerza de voluntad y la disciplina son importantes y vitalmente necesarias para una vida exitosa, pero sola la fuerza de voluntad no será suficiente. La determinación le ayudará a comenzar y le permitirá seguir por algún tiempo, pero nunca es suficiente para llevarlo hasta la línea de meta. Zacarías 4:6 dice, “ Así que el ángel me dijo está es la Palabra del SEÑOR   No será por la fuerza ni por ningún poder, sino por mi espíritu  dice el Señor todo poderoso".
¿Qué pasa si, en lugar de recurrir primero a la fuerza de voluntad en su momento de necesidad, recurre a Dios? Dios libera Su poder en su fuerza de voluntad y lo activa para llevarlo hasta la línea de meta. La fuerza de voluntad no recibirá el reconocimiento por nuestro éxito, sino Dios. Jesús dijo en Juan 15:5 (NTV): “Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada."    
 de Joyce Meyer

Comentarios

Entradas populares de este blog

Generaciones de influencia e impacto

Siguientes pasos para una vida cambiada

Creciendo a Través de los Retos