¿Vives de acuerdo a tus metas o de acuerdo a los propósitos de Dios?


¿Ya tienes las metas a lograr para este nuevo año? ¿En cuántos de tus proyectos has involucrado al Señor? ¿Son objetivos que tú has dispuesto o que Dios te ha encomendado?

Dice la Biblia que David sirvió “a su propia generación según la voluntad de Dios.” (Hechos 13.36) Él obedeció todo lo que Dios le ordenó, logrando servir a los de su tiempo según lo que Dios le había dicho.
El mundo de hoy nos enseña a trazarnos metas y perseguir objetivos que a simple vista parecen nobles y provechosos, pero como cristianos, ¿consultamos a Dios antes de hacer cualquier cosa?

Recuerda siempre que “el corazón humano genera muchos proyectos, pero al final prevalecen los designios del Señor.” Proverbios 19.21 (NVI)
Puedes hacer todos los planes que quieras, pero el propósito del Señor predominará.

Puedes vivir esta vida de acuerdo a tus metas y objetivos, o de acuerdo a los propósitos de Dios, los cuales siempre verán cumplimiento.

Espero que tu vida sirva a esta generación que tanto necesita de Dios, y que decidas no perder nada de lo que Dios te ha dado. Dentro de ti hay nuevas melodías, historias que deben ser contadas, creatividad que necesita surgir, hay poesía, palabra de Dios, profecías y respuestas a tantas oraciones. ¡Hay mucho que Dios ha puesto en tu interior!     Andrés Reina

Comentarios

Entradas populares de este blog

Siguientes pasos para una vida cambiada

Generaciones de influencia e impacto

El Poder de la amistad