Extendiendo su manera de dar


Después que Jesús resucitó a Lázaro lo invitaron a la casa de María y Marta, donde Él acostumbraba a ir. Marta había preparado las cosas, pero a María le encantaba oír la palabra de Jesús y tener comunión con él. Por ese espacio que ella le daba a la palabra tuvo una ACTITUD DIFERENTE, derramó a sus pies un perfume del valor de trescientos denarios, esto equivalía al sueldo de un año completo. Sin embargo esa ofrenda tan costosa ella la derramó a los pies del Señor Jesús como una ofrenda agradable.
 1 Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos. 2 Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él.3 Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume. 4 Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar: 5 ¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres? 6 Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella. 7 Entonces Jesús dijo: Déjala; para el día de mi sepultura ha guardado esto. Juan 12:1-7
Pero vea la otra parte de esto, Judas tuvo una expresión diferente, tenía una idea superficial y muy religiosa, él le dijo al Maestro que se debía hacer con ese dinero, claro que Jesús lo freno con las palabras correctas y dijo: “lo mejor que se podía haber hecho con ese dinero esta mujer lo hizo, ella me adoró, me honró, y me ungió para la sepultura. Donde se predique el evangelio se hablará de ella”.
Jesús lo REDIMIÓ de la pobreza, ésta es una de las maldiciones de la Biblia. ÉL AMA AL POBRE PERO NO AMA A LA POBREZA, sino que vino para librarlo del control, de la maldición, y de la esclavitud de la pobreza. USTED ESTA AQUÍ PARA ANUNCIAR EL FIN DE LA MISERIA Y DE LA POBREZA, porque a través de Jesucristo verá la manifestación de la gloria de Dios en su vida. Confiese: ¡Gracias Señor porque es más bienaventurado dar que recibir!
Jesús HONRO a María porque fue generosa y dio algo de valor, de tanta importancia para ella. Y dice la Biblia que el lugar donde estaban se lleno de la fragancia del perfume. Esa misma palabra perfume es la misma palabra griega que se usa para hablar acerca de la iglesia de los filipenses (iglesia que se destacaba en el dar). Eso que al Señor le agrado, esa ofrenda, se tornó de olor fragante. Ella con generosidad comenzó a sembrar en el Señor y lo derramó en sus pies. Ésta expresión “lo derramó en sus pies” en la Biblia habla de los pies que son benditos “los pies de aquel que anuncian el evangelio de la paz, las buenas nuevas de salvación y el evangelio del reino de Dios”. Declare: Señor me has levantado para apoyar la expansión del reino de Dios y la predicación del evangelio por todo lugar. Pongo dirección al amor en mi vida y mi corazón, hoy declaro por la fe que me voy a superar en mi manera de dar, voy hacer lo mejor y lo máximo para ti. Me voy a extender mi manera de dar.
Administrando bien sus recursos creará una atmósfera espiritual correcta y un ambiente de bendición. Si la iglesia no es generosa no puede cumplir el plan de Dios. Generosa desde las cosas del espíritu, del alma, de lo físico y lo material. La generosidad tiene que partir desde el corazón, sabiendo que está cumpliendo con el plan de Dios, con un propósito eterno y que ES ELEGIDO PARA PODER MANIFESTAR EL REINO DE DIOS y predicar el evangelio a toda criatura para la gloria de Dios.
La meta es manejar bien el dinero y dar lo mejor que tiene para el reino de Dios. Debe CREAR EL DESEO DE DAR SIEMPRE LO MEJOR. Usted mismo tome esta responsabilidad, porque es una persona ungida, una persona de bendición y de proyección en esta tierra. Esto lo tiene que ir creando en su ambiente, no permita que dentro de su círculo o en su familia el egoísmo y la codicia tome control en las vidas de las personas. Porque cuando hablamos de generosidad no estamos hablando de repartir o tirar las cosas en cualquier lugar. Estamos hablando de ser DIRIGIDO POR DIOS, guiados por la palabra y hacerlo en el lugar correcto, en el tiempo correcto y con una actitud correcta del corazón.
Es imposible que no progrese, que no prospere, y que no sea feliz. ¡Usted va a ser la persona más dichosa de la familia, la más bendecida, y la más generosa! ¡Gloria a Dios!

Comentarios

  1. Muy bueno gracias por compartirlo con nosotros, que Dios te siga guiando y bendiciendo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Generaciones de influencia e impacto

Siguientes pasos para una vida cambiada

Creciendo a Través de los Retos