Fe en Cristo

FE EN CRISTO

 "Ahora bien,la fe es la Garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve,” (Hebreos 11:1 La fe que Dios quiere, consiste en ponerse de acuerdo con Él, en que todo lo que ha dicho y prometido en su Palabra, se va a cumplir a pesar de lo que usted vea o sienta. En Lucas 8:22-25, cuando Jesús calma la tempestad, el Señor había comenzado diciendo: “crucemos  al otro lado”; cuando la palabra ha sido dada, las circunstancias carecen de importancia; al final, el Señor les pregunta “¿Dónde está la fe de ustedes?” Cabe preguntarse: ¿Qué tanto le crees a Dios y a su Palabra? Recuerda el Salmo 138:8: “Dios cumplirá en mi su propósito ”
 El Señor Jesús da tres puntos clave en la fe: “Respondiendo Jesús les dijo: Tened fe en Dios” Si cumplimos con esto, lo que hablemos o digamos, va a suceder, pero hay que alinearse con la voluntad de Dios. Juan 2:22 dice que cuando Jesús resucitó de entre los muertos, creyeron en la escritura y en la palabra que Jesús les había dado. Juan 14:1 dice: “No se angustien. Confien en Dios, y confien también en mi”. Hoy fácilmente se cree en Dios pero no se cree en Jesucristo; a Él le vemos clavado, muerto. Él dijo: “Yo soy el camino, y la verdad y la vida; nadie llega al Padre sino por mi”; tristemente no es visto como el único camino para restaurar la relación rota con el Padre. Sin fe, esto es, si no nos ponemos de acuerdo con Dios en que todo lo que ha dicho y prometido en su Palabra, se va a cumplir a pesar de lo que vea o sienta, será imposible agradar a Dios. Entonces los tres puntos claves de la fe son: 1) Tener fe en Dios. 2) Tener fe en Su Palabra. 3) Tener fe en Jesucristo.
 Tener fe en el Hijo es de capital importancia. Veamos algunas razones: Juan 1:12 dice Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en Su nombre, les dio el derecho de ser hechos hijos de Dios. Juan 3:36 dice El que  cree en el Hijo, tiene vida eterna. Juan 3:18 dice  El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado. Juan 6:35 enseña que sólo Jesús puede calmar nuestra hambre y sed; y quien cree en Jesús, su sed espiritual es saciada. Juan 7:38 dice de aquel que cree en mí como dice la Escritura,  brotarán ríos de agua viva, estaremos llenos del Espíritu Santo y no necesitaremos de un hombre que nos imponga sus manos. Juan 11:25 proclama que el que cree en Jesús aunque esté muerto vivirá, y por eso ya no le tememos a la muerte, pues Juan 11:26 dice que el que cree en Jesús no morirá jamas. Juan 11:40 enseña que si creemos, veremos, no tan solo un milagro, sino la gloria de Dios. Ver la gloria de Dios es ver a un Dios lleno de misericordia y amor, a un Dios restaurador. Si creemos en el Hijo, viviremos en la luz (Juan12:35), no habrá dudas ni fracasos, pues ya no andaremos más en tinieblas. Juan 14:12 dice Ciertamente les aseguro que el que cree en mi las obras que yo hago también él las hará, y aun las hara mayores, por que yo vuelvo al Padre. No es cuestión de competir con Él, ni se trata tan sólo de milagros, lo que quiere decir es que amaremos como Jesús, que perdonaremos como Él perdonó, etc. ¿Lavarías los pies de quien te va a negar a de aquel que te va a traicionar? Juan 16:27 dice que quien cree en Jesús es amado por  el Padre. Creer en Jesús produce sanidad interior en nuestra vida.
 “El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos generosamente junto con el todas las cosa?”. (Romanos 8:32)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Volviendo a su Perfecta Voluntad

Siguientes pasos para una vida cambiada

Generaciones de influencia e impacto