La obediencia es un requisito para la cosecha

 
 “Si ustedes obedecen fielmente los mandamientos que hoy les doy y si aman al SEÑOR su Dios y le sirven con todo el corazón y con toda el alma, entonces él enviara la lluvia oportuna sobre su tierra, en otoño y en primavera, para que obtengan el trigo, el vino y el aceite.”
Deuteronomio 11:13-14

Lea muy bien este versículo de Deuteronomio 11. Dice que hay que obedecer cuidadosamente.  Hay que obedecer, amar y servir, y el resultado será que Dios dará la lluvia a su tiempo, la temprana y la tardía.  El fruto vendrá si hacemos esto.  El versículo dice que Dios intervendrá para traer la manifestación poderosa por causa de hacer las cosas en una forma poderosa.  Isaías dice que si oímos y quisiéremos, comeremos del bien de la tierra.  A causa de obedecerle a la Palabra de Dios viviremos las bendiciones que les pertenecen a los hijos de Dios.  Al obedecer empezamos a caminar hacia nuestro destino de cosecha. 
Ha llegado el tiempo en el cual la tierra se tiene que llenar de la gloria de Dios.  Avanzando en el conocimiento de Dios, veremos Su manifestación sobre esta tierra, proseguiremos en conocerlo, como dice Oseas 6:3.  Diga: “¡Está cerca la cosecha y viene!  ¡El fruto precioso viene a mi vida!” 
Estos versículos tienen una dirección clara para traer un crecimiento sostenido de cosecha.  Debe enfocarse en eso y traerá la manifestación a su vida.  Lo que dice Dios, lo debe practicar.  Mientras  piensa si será o no será el diezmo, el pacto, otros lo están recibiendo y disfrutando.  Mientas hay personas que piensan si es o no de Dios que tenga buenas casas, otros ya están entrando a ellas.  Usted está creando la atmósfera para que venga la intervención de Dios para su mañana.  Usted tiene la expectación de que eso va a venir y camina con paciencia hacia esa meta, que es la cosecha gloriosa para su vida.  Dios nos amó primero y lo hizo dándonos a Jesucristo, y todo lo de Él lo tenemos para que comience a manifestarse a través de nosotros.  Dios ama a todos y ese amor se ha revelado en su vida para que fluya a través de usted y se vaya manifestando el reino en todas las áreas.  Hay que amar en forma incondicional y hay que hacerlo con toda las fuerzas para que el amor de Dios se manifieste en todo.  Si usted ama a Dios le obedecerá en todo.
Comience hoy a demostrarle su amor siendo obediente a su Palabra y sirviendo ¡Su cosecha estará asegurada!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Siguientes pasos para una vida cambiada

Generaciones de influencia e impacto

El Poder de la amistad