¿Que mueve tu vida?



La palabra “motivación” está asociada a la voluntad y al interés,  y con ella nos referimos a todos los factores capaces de estimular, mantener y dirigir nuestra conducta hacia un objetivo. La palabra deriva del latín “motus”, que significa “causa del movimiento”. En cuanto a ti, ¿qué está moviendo tu vida?

De vez en cuando nos llegamos a sentir desmotivados. Pero esto no es lo normal. A todos nos preocupa la persona que se encuentra desmotivada, porque entendemos que debe existir alguna causa negativa detrás de ese estado de ánimo. No todas las personas son conscientes de la motivación que mueve sus vidas, pero todos tenemos una razón que nos impulsa a levantarnos el lunes por la mañana y hacer las cosas que hacemos. Aun cuando algunas personas hagan sus cosas solo para seguir con vida, como trabajar o studiar, incluso allí hay una (pobre) motivación.

• Las personas viven por motivaciones de diversa índole.   La simple pregunta en Internet obtiene una diversidad de respuestas:
• “La fe en mí mismo, la lucha constante por cumplir mis  metas.”
• “Pues hoy, las ganas de ser alguien.”
• “El servicio, desde los ámbitos más cercanos del círculo social, es decir, la familia, hasta donde  pueda       alcanzar  con mi tiempo y mis fuerzas.”
• “El combustible que mueve el motor de mi vida es el amor   que recibo de mis seres queridos.”
• “Mis hijos y mi esposo.”
• “A mí me fascina pensar en mí y qué cosa haré este día.”
• “Aunque suene frívolo, la plata.”
• “¡El amor de mi Ana!”
• “El odio. No puedo amar a nadie ya que nadie me entiende  ni me va a entender. Mi motor sería el odio.”

Hay quienes hacen las cosas por conveniencia personal y se sienten bien al recibir beneficios. Y hay quienes se preocupan por el bienestar de sus familias y comunidad,  y se sienten bien al ser útiles. La mayoría de las personas tienen motivaciones que combinan el bien de uno mismo con el de los demás, y este equilibrio puede considerarse sano.

Pero también hay motivaciones que nacen de las heridas. Por ejemplo, un joven que se esmera en sus estudios para obtener grandes logros académicos y laborales, solo para demostrarle a su irresponsable padre alcohólico que es mejor que él. Las personas que son movidas por este tipo de motivaciones nunca
pueden disfrutar realmente las cosas buenas que alcanzan. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Volviendo a su Perfecta Voluntad

Siguientes pasos para una vida cambiada

Generaciones de influencia e impacto