lunes, 20 de diciembre de 2010

Mariposas o abejas

Sabemos que las abejas vuelan de flor en flor obteniendo néctar y ayudando en la polinización. Las mariposas, en cambio, con su larga lengua pueden probar profundamente el capullo. A menudo somos como las abejas cuando saboreamos la Palabra de Dios en las escrituras: zumbamos alrededor y obtenemos el néctar cerca de la superficie. Tal vez no hayamos estudiado seriamente ni hayamos visto cuán enriquecedor es meditar en la escritura. Por lo tanto, extraemos menos néctar de lo que es posible del jardín de la Palabra de Dios. 

Cuando leemos la Biblia, ¿tratamos de profundizar en ella? ¿O nos sentimos satisfechos con lo que encontramos en la superficie? Podemos quedarnos en la superficie y nunca tocar las verdades profundas de la Palabra de Dios y su significado para nuestras vidas, o podemos profundizar y permitirle a Dios que nos hable según nosotros examinamos las palabras. ¿Eres abeja o mariposa?

Al encontrarme con tus palabras, yo las devoraba; ellas eran mi gozo y la alegría de mi corazón porque yo llevo tu nombre, Señor, Dios Todopoderoso. Jeremías 15:16 

La Palabra de Dios es néctar para el alma hambrienta 

Todo lo que ocurre en tu vida... Tiene un Significado Espiritual.



Dios los bendiga 


Les deseo una feliz navidad 


Juan Guillermo Ruiz 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada